Encuentras mucha información en internet sobre Dropshipping, pero en realidad ninguna dice exactamente qué debes hacer, bueno, no pretendo tampoco cubrir toda las etapas, pero si contar mi experiencia de Dropshipping y sobre todo compartir lo que aprendí.

Decidí lanzarme en el Dropshipping porque estaba cansada de trabajar en oficina, cumplir horarios y no tenía tiempo para estar con mi familia. Comencé con la idea de vender productos de belleza por internet pero rápido descubrí que era un negocio muy competido y que el nicho estaba más bien saturado, entonces cambié por carcasas, cubiertas y forros para dispositivos móviles.

Llevo tres años en este negocio y puedo decir que ha sido un camino arduo, interesante y fructífero. Les comparto algunas lecciones que aprendí en este proceso:

a) Es un trabajo como cualquier otro

Muchas veces pensamos que el comercio electrónico va a resolver nuestro futuro económico en cuestión de meses. Esto es un mito. En mi caso, la inversión de horas muchas veces supera lo que antes dedicaba a mi trabajo de oficina, mas de 50 horas por semana, eso si, tengo flexibilidad y yo manejo mi tiempo. Puedo decidir en qué momentos paro y retomo el trabajo. Es importante ponerse límites porque el comercio online puede resultar tan absorbente como cualquier trabajo.

b) La rentabilidad es exponencial.

En mi experiencia, los primeros meses fueron difíciles pero una vez el negocio comenzó a posicionarse, las ventas fueron aumentando de manera exponencial. Las ganancias el primer año fueron cerca del 10% y solo se produjeron hacia el mes 11, en el segundo año aumentaron al 20% y en el tercer año, oscilan entre 20 a 25 %.

c) La clientela se construye paso a paso

Seguí muchos seminarios online para conseguir clientes, intenté todas las estrategias que pude, me asesoré con personas conocedoras del SEO quienes me ayudaron en la plataforma que alberga mi tienda. En fin, fui bastante disciplinada en el proceso. Pensando en retrospectiva, yo diría que lo que más me ha ayudado en las ventas son Facebook Ads y Google Ads. He dedicado mucho tiempo a estudiar los datos que Analytics da para mi sector y para mi negocio. Cuando pago por un anuncio miro exactamente los indicadores antes y después de publicarlo, así puedo estar segura que funciona, utilizo los datos para planear mi siguiente etapa. Redacto blogs y busco generar tráfico hacia mi tienda, esto es una tarea de nunca acabar.

d) Los buenos proveedores de Dropshipping son fundamentales

Fue una experiencia de ensayo y error. Fui descubriendo que en el mundo del Dropshipping los proveedores pueden tener calidades muy malas y pésimos servicios. Ensayé 3 proveedores diferentes y escogí el mas fiable, sin embargo de vez en cuando utilizo mi segunda opción, para tener siempre un plan B. Lo más importante en mi experiencia, ha sido asegurarme que mi oferta de la tienda online se encuentra alineada con el inventario del proveedor, porque en ocasiones el cliente compra un color o forma específica y el producto no se encuentra disponible. Esto puede significar una pésima evaluación en la Red.

e) Servicio al Cliente

La otra experiencia que me gustaría compartir es el servicio al cliente. Afortunadamente yo contaba con la asesoría de Shopify en materia de servicio al cliente, esto me sirvió para crear una estrategia de respuesta sistemática a cada comentario de un cliente y generar ofertas para fidelizar. Otra parte que requirió mucho de mi esfuerzo fue el seguimiento de los tiempos de entrega. En Dropshipping, el compromiso de fecha y hora de entrega que se adquiere con el cliente depende de un tercero y esto se debe supervisar de manera cercana. Un retardo injustificado y tu evaluación se va a pique.

En resumen, en mi experiencia la clave ha sido la dedicación, mi estrategia de Facebook, escoger un buen proveedor y un plan estricto de servicio al cliente. Espero que mi relato sea útil para quienes se lanzan a ésta aventura.

Encuentra aquí algunos de los artículos mas populares: